Gran Maestre de la Cruz de Plata

Este es un texto de ambientación para el evento Sangre y Plata II.

duende
Gran Maestre Viviane Leclerc

Viviane Leclerc es la última descendiente viva de la familia Leclerc. Cuando estalló la revuelta de los Molay, con los que están lejanamente emparentados, su padre envió a Viviane a territorio de La Alianza para mantenerla a salvo de la guerra. En su adolescencia, Viviane volvió a la Cruz de Plata para trabajar en Northburg como gobernadora y administrativa, donde trabajó durante veinticinco años. Tras firmar la paz con la Alianza, el emperador Magnus Solaris IV indultó a Viviane por la traición de su familia, restauró su derecho noble y la permitió seguir trabajando como burgomaestre de la ciudad.

Viviane no asistió a la reunión en la capital para elegir al nuevo gran maestre (Sangre y Plata I), alegando tener mucho trabajo en la administración de Northburg tras el cambio de imperio. Sin embargo, circulan algunos rumores sugiriendo que su incomparecencia se debe a que temía que se atentara contra ella. A pesar de no estar presente, su enviado consiguió reunir los apoyos necesarios para establecer un nuevo gobierno y coronar a su señora como Gran Maestre. A pesar de consiguió mantener una corte fuerte, tuvo que ofrecer la mayoría de sus recursos económicos en cesión, destacando la explotación minera del norte a Lord Ernst Golberg-Viral de Solrubí y los derechos de comercio de la zona sur a la familia Massian de Los Iluminados.

Tras su coronación, Lady Viviane empezó su mandato con una clara tendencia tolerante, de renovación y de trato abierto con La Alianza, tanto en comercio como en el libre paso de la frontera. Esta política aperturista y que algunos tachan de herética le ha granjeado no pocos enemigos en su territorio, destacando a Lord Théodor de Uthrar Jr., su principal rival como Gran Maestre.

Su primera medida como Gran Maestre ha sido la construcción y mejora de la infraestructura de canales para mejorar el comercio y la irrigación de la orden, diseños claramente inspirados en los utilizados por la Alianza. La Gran Maestre también ha ordenado la prospección de las montañas del norte en busca de nuevos yacimientos que explotar y, por último, la reforma del templo de Terion, en ruinas por la guerra, para convertirlo en una catedral multiconfesional de los cuatro dioses de Solaris: Terion, Haya, Kráster y Byslán. Esta última noticia ha sido acogida con todo un abanico de reacciones, desde los agradecidos porque la nueva Gran Maestre se preocupe por la fe de su pueblo a los que consideran una herejía crear un templo donde cuatro divinidades compartan credo.

Por supuesto, no faltan detractores de sus decisiones: no pocos han señalado que ninguna de estas medidas mejorarán de forma directa la precaria situación en la que se encuentra la capital, hacinada de refugiados, con epidemias galopantes y graves problemas de higiene. Otros apuntan que la gran maestre tal vez esté siendo demasiado confiada con el imperio vecino, sugiriendo que permitir semejante libre circulación pone las cosas muy fáciles para instigar una nueva revuelta. El nuevo gobierno claramente pacifista parece estar alentando a bandidos y criminales a tomar la salida fácil e incrementar los saqueos.

¿Qué le depara a la Cruz de Plata bajo el nuevo mandato? Parece que sólo el tiempo dirá.

2 Sangre y Plata




Posteado en Previo a SyP II, Rol en Vivo, Sangre y Plata | Tags , , ,




Deja tu comentario

Tu email nunca/em> se mostrará.

Puedes usar los siguientes Tags HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>